domingo, 15 de septiembre de 2013

Cuatro años en Paris, 1940-1944, de Victoria Kent

Victoria Kent, lo magnífico de este libro es que te provoca una enorme admiracíón hacia su autora y te entran ganas de leer más cosas sobre ella... Victoria Kent, feminista, socialista y sobre todo una mujer luchadora que defendió sus ideales hasta en los tiempos más difíciles.


Victoria Kent, en sus años oculta en Paris durante la ocupación nazi, se transforma en un personaje masculino y desde esa voz nos narra no sólo su situación de encierro sino también su propio pensamiento y sus sentimientos sobre la política, la muerte, la guerra y la libertad y sobre todo, cuestiona la incapacidad del hombre en rebelarse frente a un nazismo cruel que asesina en masa a judíos y destroza la identidad de las personas.

Con una base de novela, narrada en primera persona, el libro crece en interés, cuando se convierte en ensayo. Victoria es Plácido, un hombre que a ratos es contemplativo y a ratos combativo... El tono de espera del comienzo se va convirtiendo en un grito de rebeldía hacia el entorno en el que se desarrolla la trama, Francia, España o Rusia se convierten en material literario del ensayo.

Es una obra muy interesante que provoca admiración hacia los hombres y mujeres, como Victoria, que fueron honestos y valientes en aquella época terrible de nuestra historia pero también es un libro para la reflexión, no sólo política, sino también vital, sobre le sentido de la vida...

Dice mi amiga Eva que septiembre es un mes para renacer y eso es lo que hacemos después de cada verano, reinventarnos a nosotros mismos, hacernos promesas de cambios, intentar nuevos retos, aprender algo que dejamos atrás, comprar flores... Armin van Buuren: This is what it feels like


Asi que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores¨.

No hay comentarios:

Publicar un comentario