domingo, 8 de abril de 2012

Rubiols, de viernes santo en Mallorca

Rubiols... que suena a dulce y a calor de horno


Los rubiols son un postre típico mallorquín, que en mi infancia soliamos comprar en las panaderías o probar en casa de mis tíos. Desde hace unos años, intentamos hacerlos en casa, con desigual fortuna, porque no es fácil que la pasta quede bien, no desmigada, y que la cocción en un horno que no es el nuestro, tenga el punto adecuado.

Los rubiols se rellenaban tradicionalmente de cabello de ángel, de requesón o de crema pero ahora también los hay rellenos de chocolate, de dulce de leche o de mermeladas varias... al gusto!

Ingredientes para la masa:

  • Una tarrina de  manteca de cerdo de 300 gr.,
  • 1 kg de harina,
  • 1 taza de leche,
  • 1/2 taza de aceite,
  • 1/2 taza de azúcar (300 gr),
  • 1/2 taza de agua,
  • 1 taza de zumode naranja (3 naranjas de zumo),
  • 3 yemas de huevo.
+ crema pastelera, requesón, mermelada....

Se pueden usar 2-3 rellenos distintos porque con estas cantidades salen unos 30-35 rubiols.

Hacemos la masa en tres pasos:

1. Se mezclan todos los ingredientes, excepto la harina que se va añadiendo al final para que tome la necesaria (no hará falta el kg. entero). Se va amasando ya con las manos en la última parte hasta que quede una masa consistente, ni muy blanda ni muy "apretada".

2. La masa se deja reposar un cuarto de hora.

3. Se estira la masa con un rodillo y se corta en circulos con un vaso o taza (aunque ya venden moldes con forma para hacer los rubiols).

Se rellena la mitad del círculo con el requesón, la crema o lo que hayamos elegido de relleno, se tapa de forma que quede un semicírculo con la pasta y se aprietan los bordes, dándoles forma. Bea y yo solemos diferenciar el relleno con distintos bordes: ondas, rayas con el tenedor...


Se meten al horno a 200 grados y se cuecen hasta que estén hechos.

No se que haría yo sin Bea en estas semanas-santas de invierno, rubiols y paseos por el pueblo, por Alcudia... me gusta mucho cocinar con ella, reirnos juntos una tarde de horno... con Marta que siempre está un ratito pero que luego se va... y las risas por lo que hacemos y las risas por lo que nos criticarán y las risas por los años anteriores.

Porque vemos las tradiciones con una mezcla de humor y de cariño, como se refleja en esta canción "prestada" por Marta de Anegats, El missatge es clar

Son, en definitiva, unos días de familia, con mis primos,con Ana, Juan Antonio, Maria Antonia, con la casa de mi tía Antonia a rebosar y siempre con la masa de los rubiols y de las empanadas por las mesas dela cocina, con el horno a tope y con el otro, el horno del jardín, que enciende Diego... Son los olores, los niños, los gatos, las algas... esos olores y ese mar que me devuelve a lo que soy, y que incorpora algunas tradiciones nuevas para nosotros como ir a la procesión del Viernes Santo en el pueblo, pasear, disfrutar... algunos que siempre estan ahí, otros que van y vienen... y pasan por nuestras vidas, ... y los que se incorporan, que nos traen energía nueva y una visión diferente de las cosas,desde los ojos de Bea... y que serán nuestros recuerdos del mañana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada